jueves, 22 de enero de 2015

CAT-SINDICATO GUATEMALA Denuncian ataques violentos contra el movimiento indígena de Guatemala, MSIGC

Comisiones Obreras y la Fundació Pau i Solidaritat han denunciado hoy que el Movimiento Sindical Indígena y Campesino Guatemalenco (MSIGC) ha sufrido ataques violentos contra sus dirigentes en Guatemala.

El MSIGC ha recibido amenazas y coacciones contra la vida de sus integrantes, así como ataques informáticos en su página web y suplantación de identidad en las redes sociales, según el comunicado emitido de forma conjunta por CCOO y Pau i Solidaritat.

Estas acciones responden a la beligerancia del MSIGC contra las últimas propuestas legislativas del gobierno de Guatemala, según el CCOO y la ONG española.

El sindicato guatemalteco emprendió en 2014 acciones legales contra el establecimiento de salarios mínimos que considera "discriminatorios" y contra la privatización de especies vegetales, y llevó a juicio casos de vulneración de los derechos de los trabajadores.

Por estos motivos, el MSIGC ha sido acosado, según CCOO y Pau i Solidaritat', ambos colaboradores con el sindicato guatemalteco en proyectos internacionales de cooperación para el desarrollo.

La MSIGC aglutina a más de 470 organizaciones y más de 362.200 trabajadores y es la única central sindical de Guatemala.