miércoles, 28 de mayo de 2014

Puerto Rico: 35,000 vidas tocadas


 Crearon la página 35milmujeres.com para recaudar dinero y continuar su labor

Hace 35 años, en momentos en que el movimiento feminista tomaba auge en los Estados Unidos reclamando derechos políticos, económicos y reproductivos, dos mujeres de Nueva York trasladaron su lucha a Puerto Rico dedicando sus esfuerzos a la educación integral y sexual de la mujer.

A la puertorriqueña Carmita Guzmán y a la chilena Eugenia Cuña, se les unió la activista, feminista y líder comunitaria, Nirvana González.

Así nació Taller Salud, que en sus inicios -hace tres décadas y media- abordó temas esenciales para la salud integral como el cáncer de seno, las enfermedades de transmisión sexual, el HIV-Sida, la violencia de pareja, la agresión sexual, relaciones de equidad y la violencia comunitaria.

La coordinadora general de este colectivo, Alana Feldman, relató que comenzaron en espacios comunitarios.

“Organizaban círculos de discusión con mujeres para hablar sobre el cuerpo, el ciclo de la violencia, de cómo el conocer nuestro cuerpo nos da el poder de conocerte a ti misma y tomar decisiones sobre tu salud”, explicó Feldman.

“Era trabajo voluntario. Ahora somos 18 hombres y mujeres. Nos incorporamos y recibimos fondos de diferentes entidades”, agregó.

Con el pasar de los años, han ampliado los programas por lo que además de educación sexual y el VIH-Sida, atienden el tema de la prevención de las agresiones sexuales a menores y de la violencia familiar.

Taller Salud realiza, además, pruebas rápidas de detección de VIH y ofrece servicios de mediación en conflictos de alto riesgo que podrían convertirse en un acto violento.
Prevención de violencia a menores

El personal de Taller Salud, cuyas oficinas administrativas ubican en el sector Tocones del barrio Medianía Alta en Loíza, hace su trabajo en la calle donde establecen contactos con escuelas elementales, en el caso de violencia y agresión contra menores.

Se reúnen con el personal de apoyo que hay en las escuelas, maestros y trabajadores sociales y le brindan las herramientas para identificar los indicadores de agresión sexual, cómo saber si un niño o una niña, puede estar siendo víctima de agresión; cómo identificar un comportamiento sexualizado u otros indicadores emocionales de algún tipo de violencia con el menor, explicó Felman.

“Trabajamos con al menos 150 niñas y niños que no necesariamente son víctimas de agresión sexual. Lo que hacemos es que ofrecemos talleres de discusión con grupos de 10 o 12 niños y niñas. Trabajamos las partes del cuerpo; cómo se llaman; quién las puede tocar; si se siente incómodo cuando una persona adulta se está relacionando con su cuerpo; cuáles son los malos secretos y cuáles son los buenos secretos; y quiénes son las personas de confianza”, mencionó.

“De estos grupos pequeños es que se identifican las situaciones. En un año, identificamos 10 o 15 casos que son víctimas de algún tipo de maltrato, negligencia, violencia doméstica, comportamiento sexualizado, que más adelante identificamos que son de agresión sexual”, apuntó.

Cuentos que ayudan 

Feldman indicó que usualmente les leen cuentos que han creado con el asesoramiento del Recinto de Ciencias Médicas, médicos y sicólogos, que recogen las situaciones que abordan.
Un cuento para varones trata de un niño que está siendo víctima de un joven menor de edad, pero mayor que él.

“Ese niño mayor le está enseñando pornografía. Lo está tocando, lo está haciendo sentir incómodo todavía. No ha llegado a una penetración o agresión sexual consumada, pero hay unos actos de agresión sexual que se están llevando a cabo”, acotó.

“Él está emocionado porque es un niño más grande y lo está haciendo sentir importante. Es emocionante pero está sintiéndose incómodo, porque le estás enseñando fotos extrañas en computadoras que no le gustan. Él no sabe si decírselo a alguien. Luego lo invita al cuarto y lo trata de tocar”, continuó relatando Feldman.

El problema de Nicole

Otro de los cuentos trata sobre una niña de 8 años llamada Nicole. La pequeña ayuda en la organización del cumpleaños de su hermanita. Al padrastro, que la está cuidando, le toca bañarla. Nicole dice que no, que ella puede bañarse sola. Él le dice: “No, yo te tengo que ayudar”.

La está tocando y ella se siente incómoda. El padrastro le dice: “Esto es un secreto entre tu y yo. No se lo digas a nadie”.

La niña habló con su mamá, quien le dijo: “Esto es lo que vamos a hacer para protegerte” . A Nicole se le hizo saber que la culpa no era de ella.

Feldman dijo que Taller Salud ayuda a los niños a reconocer qué es apropiado y qué es inapropiado .

“¿A alguien le ha pasado esto? ¿Saben de alguien que les ha pasado?, les preguntamos”, señaló. “Los niños hablan”, agregó.

35,000 Mujeres

Hoy, se celebra el Día Internacional de la Salud y Taller Salud, en su aniversario, inicia la campaña 35 mil Mujeres, que representa las 35,000 vidas que han tocado a lo largo de su existencia.

La organización estrenó hoy la página electrónica www.35milmujeres.com, para que las personas se orienten sobre los trabajos que realizan.

“Invitamos a donar $35 para continuar construyendo el futuro”, dijo Feldman.