sábado, 18 de abril de 2015

Perú/ Tía María: Puntos críticos y objeciones al Estudio de Impacto Ambiental




Más del 85% de la provincia de Islay está concesionada a empresas extractivas. Fuente: Cooperacción.
- Proyecto cuprífero aún no aclara si subsanó las 136 observaciones a su EIA formuladas por la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS). Gobierno nacional asume cerril defensa del emprendimiento privado. La falta de monitoreo ambiental y participación ciudadana son algunas de las falencias del EIA. Más del 85% de la provincia de Islay, eminentemente agrícola, está concesionada a empresas extractivas.

Por José Carlos Díaz Zanelli

Servindi, 9 de abril, 2015.- Días tensos se viven en Islay, la provincia de Arequipa en la que se planea ejecutar el resistido proyecto cuprífero Tía María.

Sin embargo, persisten muchas dudas respecto a la viabilidad de este proyecto. Todas estas interrogantes, que podrían significar la no licencia para los trabajos de extracción, están concentradas en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA).

La historia de este documento es larga, pero el resumen más claro que se puede hacer es el siguiente: en 2009 Sourthern presentó al Gobierno un EIA que luego fue observado en 136 puntos por la UNOPS. En 2010 la empresa de capital mexicano presentó un documento modificado, pero en ningún momento aclararon las observaciones de UNOPS.

Los años han transcurrido en un constante tira y afloja, siempre al filo del estallido social, y hasta hoy hay claridad respecto de si efectivamente fueron levantadas o no las observaciones.

Algunos puntos críticos

Son 136 las observaciones de la UNOPS. Una de ellas es, por ejemplo, la falta de un Programa de Monitoreo Ambiental Participativo [Pág. 63]. Es decir que, a diferencia de la mayoría de los proyectos extractivos, en Tía María la compañía Southern no contemplaba la presencia de la población en las labores de fiscalización de sus propias operaciones.

Otro punto que aún no es aclarado es el referido a los programas sociales que la compañía debe implementar como parte del compromiso para ejecutar el proyecto [Pág. 66]. La UNOPS recomienda que el Ministerio de Energía y Minas exija a Southern un cronograma de la implementación de estos programas.

Por último, otra omisión grave en el EIA presentado por la empresa es que no precisa cómo aplicarán el cierre de sus operaciones cuando culmine su concesión [Pág. 70]. En esta etapa la compañía debe precisar cuáles serán sus trabajos de remediación de suelos y aguas residuales.
Estas son solo tres observaciones que hasta el momento, de acuerdo a la UNOPS, no han sido aclaradas por Southern.

Según el informe de la UNOPS, en las conclusiones del EIA se evidencia poco interés de parte de la minera por involucrar a la población en sus operaciones: “En materia social, también se han identificado significativas limitaciones en la elaboración de la línea de base y la presentación de conclusiones derivadas de los procesos participativos” detalla el informe.


Los proyectos Tía María y La Tapada se ubican a peligrosa distancia del Valle de Tambo. Infografía: La República.

¿Distrito minero?

Otra objeción social al emprendimiento es que más del 85% de la provincia de Islay está concesionada a empresas extractivas, por lo que Tía María sería el primer paso para convertir al Valle de Tambo en un distrito minero.

Además de Southern Perú Copper, según la ONG Cooperacción las principales empresas con intereses en la provincia son Pampa de Cobre, Golden Ideal Mining, Minera Milpo, Minera Zahena, Peruvian Latin Resources, Super Strong Mining y Mining Coal Corporation.

La expansión minera en la región es incesante: según un informe de Gestión, en 2013 Arequipa lideró las estadísticas nacionales de otorgamiento de concesiones mineras con un total de 746 trámites aprobados.

Posición oficial

Desde el Gobierno, la postura de defensa a Southern es casi unánime en todos los sectores. De hecho, el ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, declaró que la minera “no afectaría la actividad agrícola de la zona”, y que además en su segundo EIA -que aún no tiene el visto bueno de la UNOPS-, “la empresa subsana las 136 observaciones”.

Hasta ahora, lo único que queda esperar es que la Mesa de Diálogo que se realizará mañana viernes, que estará encabezada por cuatro ministros, fructifique en una solución pacífica. Al mismo tiempo la población se mantiene a la expectativa del tan mentado informe anunciado por la ministra de Energía y Minas, Rosa María Ortiz, sobre el segundo EIA presentado por Southern.

Datos:

- En 1863 el sabio italiano Antonio Raimondi llamó al Valle de Tambo “despensa de Arequipa” por la diversidad de sus productos agrícolas.
- Con Tía María, Southern elevaría su producción anual de cobre hasta 120 mil toneladas.
- Según voceros de la minera, el proyecto contempla una inversión de US$1400 millones.
- Las protestas de las últimas semanas han dejado hasta ahora el lamentable saldo de 12 personas heridas.
- Más del 85 por ciento de la provincia de Islay está concesionada a empresas mineras.
- Perú es actualmente el segundo mayor productor mundial de cobre después de Chile.


(Tomado de http://servindi.org/actualidad/127354)