viernes, 26 de diciembre de 2014

Ecuador: La interculturalidad no se refleja en el Gabinete del presidente Correa

La primera reunión del gabinete de Correa, el 27 de enero del 2007 en Carondelet. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: http://www.elcomercio.com/actualidad/interculturalidad-gabinete-ministros-presidente-correa.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

La primera reunión del gabinete de Correa, el 27 de enero del 2007 en Carondelet. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: http://www.elcomercio.com/actualidad/interculturalidad-gabinete-ministros-presidente-correa.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com
La primera reunión del gabinete de Correa, el 27 de enero del 2007 en Carondelet. Foto: Archivo / EL COMERCIO 
Seis ministerios coordinadores, 21 ministerios y cuatro secretarías nacionales. Ninguno de los miembros del gabinete del presidente Rafael Correa pertenece a alguno de los pueblos y nacionalidades indígenas, afro y montubias reconocidas por la Constitución.

Se mantiene así por más de un año. Pero Correa sí inició su mandato, en 2007, con componente intercultural en su equipo de trabajo más cercano. Mónica Chuji ocupó la Secretaría de Comunicación y Antonio Preciado el Ministerio de Cultura, aunque luego se separaron. Ahora no queda ningún componente plurinacional y multiétnico desde que Lenin Lara renunció a su cargo como ministro de Justicia para lanzarse a la Prefectura de Esmeraldas.

La asambleísta oficialista Esthela Acero admite que es un tema pendiente desde el Ejecutivo, pero destaca, por ejemplo, la participación de representantes de los pueblos y nacionalidades en la Cancillería, como embajadores o delegados en el exterior. “En Alianza País trabajamos, y vamos a seguir haciéndolo, para tener ministros”.

Pero del otro lado, se ve como una manera de eliminar voces críticas. Chuji y Marcia Caicedo, exvocal del Consejo Nacional Electoral, coinciden en que al Presidente no le gusta tener voces variadas en su gabinete, por lo que ha omitido de ese equipo a personas afros, montubias o indígenas, y así evita que un funcionario de su propio equipo le dé la contra interna o públicamente.

 La Constitución señala que se debe garantizar la inclusión y la igualdad, sin embargo para Caicedo el Gabinete no demuestra la diversidad que hay en Ecuador. “Se debe lograr una inclusión, pero lamentablemente se ubica a varios hermanos afroecuatorianos en instancias en las que no se toman decisiones y pasan a ser figuras decorativas”, señala. Chuji va por la misma línea. Cree que hay profesionales indígenas que tienen la suficiente preparación y capacidad para ocupar un ministerio, pero no son tomados en cuenta por ser voces críticas al Gobierno.

Pero además cuestiona la "utilización" de la simbología indígena que hace el Presidente. Las camisas bordadas o las pocas palabras que habla en quichua no son, a su criterio, muestras de inclusión de los pueblos indígenas. "La interculturalidad no pasa por ponerse una camisa bordada. En las políticas reales no se ve la interculturalidad, que debe pasar por administrar el Estado de otra manera, en donde las relaciones de poder entre los diferentes pueblos y el Gobierno sean de iguales".
 primera reunión del gabinete de Correa, el 27 de enero del 2007 en Carondelet. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: http://www.elcomercio.com/actualidad/interculturalidad-gabinete-ministros-presidente-correa.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

Desde 2007, cuando fue posesionado, el gabinete de Correa ha tenido cuatro integrantes de grupos minoritarios. Y ahora la Función Ejecutiva es la única que no tiene ningún representante en un alto cargo que pertenezca a los pueblos y nacionalidades del Ecuador. Las otras cuatro funciones del Estado tienen, al menos, a un indígena, afroecuatoriano o montubio dentro de sus órganos principales.

 No obstante, las dinámicas bajo las cuales llegaron hasta esos puestos son distintas. En el Legislativo, los asambleístas son designados por los votos en las elecciones nacionales y por provincias, mientras que en las funciones Electoral, Judicial y de Transparencia y Control se hacen concursos de méritos y oposición, en los que pertenecer a alguna minoría es incluso una acción afirmativa.

Por ello, Acero destaca la participación de diferentes nacionalidades en la Asamblea. Dice que Alianza País es uno de los movimientos políticos que cumple a cabalidad con tener representantes del movimiento indígena.

 Pero Chuji cree que a pesar de que hay asambleístas indígenas, sean o no de la oposición, estos no han logrado una mayoría ni han logrado una verdadera representación de los pueblos indígenas del país.



Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: h