miércoles, 15 de octubre de 2014

República Dominicana: Feministas preocupadas por violencia y asesinatos contra mujeres


Violencia de género ( Foto de archivo)
Violencia de género ( Foto de archivo)

SANTIAGO, República Dominicana.- Grupos feministas expresaron este martes su preocupación por el incremento de los asesinatos y agresiones contra mujeres que están ocurriendo en el país, hechos que se reflejan con mayor agravamiento en esta región.
La portavoz del Movimiento Feminista Hermanas Mirabal y de la Coordinadora de Mujeres del Cibao, Raquel Rivera, dijo a EFE, que cuando las organizaciones denuncian que la violencia y los homicidios en contra de la mujer siguen en incremento, las autoridades responden, diciendo que lo que está en alzas son las denuncias.

Sin embargo, la líder feminista, comentó que cada día la población ve con “estupor” los resultados, de cómo cada día aumentan los feminicidios y atribuye ello al “machismo y al ambiente de sociedad patriarcal que se vive”.

A su vez, se refirió a la decapitación de una mujer de origen haitiano por parte de su pareja de su misma nacionalidad y las de dos dominicanas que fueron asesinadas por sus esposos, uno de ellos se suicidó.

Estos casos ocurrieron en los últimos siete días en la norteña ciudad de Santiago y al menos dos, las autoridades los relacionan a asuntos pasionales

“Todavía en este país hay muchos hombres que siguen creyendo que las mujeres son propiedad de ellos y cuando una mujer decide no continuar una relación sentimental por la razón que sea, en el caso particular por qué es sometida a hechos violentos, no los admiten y por eso muchas veces recurren a las agresiones y a matarlas, por qué están casi seguros que no van a recibir el castigo que se merecen”, refirió.

“No solo que se incrementa y lo que son las denuncias, como organizaciones, hemos comenzado una campaña con las mujeres para cuando vean cualquier manifestación de violencia en su contra, que lo denuncien para evitar que se llegue ese tipo de cosas(el crimen), dijo.

Rivera manifestó que las mujeres como están educadas sobre ese problema, han tomado conciencia y que cuando se sienten amenazadas y son agredidas por primera vez, acuden a los organismos correspondientes para denunciar su situación, pero que la poca capacidad de respuestas que tienen las autoridades, no permite que “ese gran mal pueda ser disminuido y mucho menos eliminado”.

La líder feminista se quejó de que no hay políticas definidas de la prevención de la violencia, sobre todo contra las féminas y menos un plan que permita a las autoridades aplicarlo y tratar de trabajarlo en la parte preventiva.

Asimismo, lamentó que en este país, las autoridades solo trabajen en torno a la violencia cuando los hechos se consuman, con el agravante de que lo hacen con muchas limitaciones y deficiencias.

“Se puede ver que la mayoría de las víctimas se han querellado, ya las autoridades tenían conocimiento y solo les dan la famosa orden de alejamiento, pero no hay forma de garantizar que el o los agresores se mantiene alejados”, indicó.

“Esta falta de logística y de recursos y de voluntad es lo que está incentivando los crímenes y los homicidios en contra de mujeres”, insistió.

Raquel Rivera expresó que cuando las agredidas acuden a denunciar a sus agresores no se les da el más mínimo seguimiento, porque las personas responsables de actuar, no cuentan con los vehículos necesarios, el personal suficiente, ni con el material apropiado para hacer el trabajado de campo.

“Mientras se esté trabajando con tantas limitaciones, evidentemente que nos vamos a tener resultados satisfactorios, lamentablemente ha pasado y seguirá pasando, como ocurre con todos los servicios públicos”, enfatizó.

Opinó que la “situación de desastre” que tiene el sector salud, es la misma que encara el Ministerio Público y la Unidad de Violencia de Géneros, no solo en el norte, sino en todo el país.

De su lado, la fiscal responsable de la Unidad Contra Violencia de Género de la Fiscalía de Santiago, Gladis Núñez, dijo que es “preocupante” la forma en que han sido asesinadas mujeres por sus parejas y ex compañeros sentimentales.

Sin embargo, el Ministerio Público se queja por qué muchas veces las agredidas, aún quedando con lesiones permanentes desisten de las querellas que han interpuesto en contra de sus agresores y que esto coloca a la justicia en una situación difícil para aplicar las sanciones que se merecen.