domingo, 26 de octubre de 2014

“Nos dijeron que somos unos indios de mierda y que nos van a exterminar”

“Nos dijeron que somos unos indios de mierda y que nos van a exterminar”
Por Agencia de Noticias Bariloche - Wednesday, Oct. 22, 2014 at 5:15 PM

22/10/2014.- En esos términos, miembros de la comunidad mapuche cuya vivienda fue violentamente allanada este martes, relataron los hechos a ANB. Son investigados por el incendio del refugio Neumeyer. Denunciaron haber sido golpeados y heridos con balas de goma. Se presentaron en Tribunales. Hoy podría haber detenciones.

 Miembros de la comunidad mapuche Coluhan Nahuel se dirigieron hasta Tribunales para denunciar el “maltrato, la agresión y los golpes” a los que fueron sometidos durante un allanamiento en el marco de la investigación por la quema del refugio Neumeyer, del pasado 12 de octubre.

Gendarmería Nacional llegó hasta el barrio Virgen Misionera y luego de varias horas de procedimiento una de las viviendas, comenzaron los incidentes.

Los gendarmes y efectivos policiales vestidos de civil, “irrumpieron” en la vivienda, luego de exhibir una orden de allanamiento de la Justicia Federal. Una niña de 13 años, Betiana, que vive en esa casa relató los hechos a ANB: “Estabámos solos mi hermano y yo. Yo soy menor, y mi hermano no, pero es discapacitado. Entraron de golpe y empezaron a incriminarnos por el incendio al Neumeyer. Nos mostraron la orden, pero no la pudimos leer ni nos dejaron copia. Nos maltrataron verbalmente, y pusieron armas en nuestras cabezas. Después tiraron balas de goma, y mi mamá y mi hermana resultaron heridas”, contó la niña.

“Nos amenazaron con matarnos, con volver y meternos presos a todos, nos dijeron que somos unos indios de mierda y que nos van a exterminar a todos”, relató.

En tanto, Betiana describió que “estaban empeñados en robarme el pañuelo que llevaba en la cabeza, y me arrastraron por el piso, hasta que me lo quitaron. También se llevaron prendas mías. Estaban buscando panfletos, al no encontrarlos se desquitaron golpeándonos”, expresó la menor. Contó que continuamente, “nos culpaban de algo que no hicimos”.

En tanto una de las antiguas referentes de la comunidad y madre de Betiana, María, expresó: “Esto que pasó es como volver al pasado, a la persecución que sufrimos. Nos dijeron que nos van a matar uno por uno, indios de mierda. Nos trataron como terroristas”, esgrimió.

En esa línea, describió que en esa situación “yo no era dueña de mi casa, tiraron y rompieron todo. Esto es una movida política, nos quieren involucrar en algo que no hicimos, quieren volver a castigarnos, a masacrarnos como mapuches”.

Al mismo tiempo, se desvinculó por completo de toda responsabilidad por el incendio del Neumeyer: “Siempre me vieron luchar, pero libre, sin mandarme macanas, siempre como dice la ley”, sostuvo María.

Y en reivindicación de la comunidad, pronunció: “Como mapuches estamos cansados de pedir disculpas y por favor, porque el Estado vino y nos quitó nuestra tierra, no se reconocen nuestros derechos. A mí me metieron una bala de goma en la pierna”, concluyó.

Se espera que esta tarde continúen los allanamientos y, según los dichos de los gendarmes a los miembros de la comunidad, “habrá detenciones”. (ANB)