miércoles, 4 de febrero de 2015

Olga Crespo: "Un gobierno sin mujeres no es justo desde su formación" . Entrevista

Hablamos con Olga Crespo (Madrid, 1961). Olga ha sido militante del "Colectivo Feminista de Mujeres de Vallecas", actriz y es educadora infantil. Hablamos con ella sobre el papel de las mujeres en los nuevos gobiernos y en concreto en la esperanza de Syriza y la paradoja de la "austeridad de género".

Olga Crespo: "Un gobierno sin mujeres no es justo desde su formación"  Diario Progresista: ¿Qué piensas del nuevo gobierno de Grecia donde no hay mujeres?

Olga Crespo:
Tras la celebración y la alegría colectiva el día que Syriza ganó las elecciones frente a la Troika y el neoliberalismo salvaje hemos recibido con disgusto y desasosiego la noticia de que ninguna mujer forme parte del nuevo gobierno constituido por Tsipras.

Un gobierno sin mujeres nace triste, injusto. Las mujeres formamos por lo menos el 50 % de la sociedad y por lo tanto queremos formar parte del gobierno en paridad. La sociedad está formada por hombres y mujeres y ambos necesitan ser representad@s. Pero seguimos siendo una “minoría cualitativa” para algunos políti@s. Pedimos un empoderamiento de la mujer en cada sociedad y en el ámbito público y privado. Un gobierno europeo sin mujeres impide el avance de una sociedad del siglo XXI.

D.P: ¿Crees que esa situación es extrapolable a la realidad española?

Olga Crespo:
Por supuesto que no. En Grecia en estos momentos lo más importante para los ciudadan@s que se están cumpliendo las promesas sobre necesidades básicas, vitales y urgentes. No hemos escuchado críticas en cuanto a la formación del nuevo gabinete. En cambio sí se ha tenido en cuenta que los miembros del gobierno han jurado la Constitución sin cruz y sin autoridad eclesiástica. Y, por otro lado, actualmente en ese país existe una ausencia de debate sobre temas como feminismo, sexismo y género, propiciándose pactos con la derecha religiosa.

En España la situación social, aunque crítica, no ha llegado a los extremos de precariedad de nuestros vecinos griegos. Y aunque el movimiento feminista que emergió en los años 70 como base de un marco de desarrollo inclusivo, transformador y sostenible no ha dado siempre el resultado esperado, es esencial continuar buscando medios alternativos para promoción, defensa y participación, utilizando más eficazmente los medios de comunicación, sociales y políticos. Llevando a primer plano las voces de activistas de base, de las transfeministas y las precarias que en gran medida aún están excluidas de los procesos de negociación.

D. Progresista: ¿Crees que el PRIMER MINISTRO debería recoger el tema de los derechos LGTB y no pedir opiniones médicas?

O.C:
Un gobierno con un pensamiento heterocentrado y heterosexista perpetúa conductas machistas y excluye no a uno sino a diversos sectores de la población. La visibilidad del colectivo LGTB en la sociedad, incluyendo el derecho a vivir la vida que uno quiera de un modo distinto una supuesta mayoría es imprescindible en un país que defienda los derechos de tod@s.

D.P: ¿Sabes algo sobre las mujeres en la sociedad griega?

O.C:
Agradezco que me hagas esta pregunta. Como actriz que soy me siento en la obligación de recordar desde aquí a Melína Merkoúri, alcaldesa de Atenas. Ella fue actriz, cantante y activista política griega. Fue miembro del Parlamento Helénico y, en 1981, se convirtió en la primera mujer en Grecia en ocupar el puesto de Ministra de Cultura.

En la actualidad miles de mujeres forman parte de la sociedad griega desde el campo, las fábricas, universidades, asociaciones, administraciones…

El nuevo Gobierno ha propuesto a una mujer, Zoí Konstantopoulou, como presidenta del Parlamento. Pero ello no es suficiente. Pues si la mujer griega ha desafiado al poder desde las huelgas, ha luchado, militado, etc, es prioritario que se cuente con ella para temas que definirán el futuro de ese país.
 
(Tomado de http://www.diarioprogresista.es/olga-crespo-un-gobierno-sin-mujeres-no-es-justo-desde-su-60373.htm)