martes, 16 de septiembre de 2014

COICA: Sangre en la amazonía Sin territorios y derechos no hay soluciones climáicas

Publicado el Martes, 16 Septiembre 2014 13:42 | Imprimir | Email | Visitas: 29
La Coordinadora de la Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica – COICA, está integrada por 9 organizaciones indígenas de 9 países que abarca la majestuosa selva amazónica, entre ellos Perú(AIDESEP), Ecuador(CONFENIAE), Brasil(COIAB), Colombia(OPIAC), Guyana Francesa(FOAG), Guyana(APA), Surinam(OIS), Bolivia(CIDOB) y Venezuela(ORPIA), organizados para orientar nuestros esfuerzos comunes en la defensa y promoción de los derechos humanos indígenas, territoriales, ambientales y la Vida Plena en la amazonía en alianza con el medio natural para asegurar la continuidad del planeta y de nuestras generaciones presentes y futuras.
Actualmente habitamos en una extensión territorial de 240 millones de hectáreas de bosques tituladas, con la reserva biótica mas importante del mundo y la mayor cantidad de materia viva por unidad de superficie del mundo, produciendo aproximadamente el 75% del oxigeno del mundo.
Frente a las constantes violaciones sistemáticos de los derechos colectivos y humanos de los Pueblos Indígenas, en especial ante los recientes sucesos trágicos en el Perú, expresamos:
Captura de pantalla 2014-09-12 a la(s) 19.29.27
  • Nuestro rechazo e indignación, por el asesinato en de los 4 líderes asháninkas:  Edwin Chota Valera, Leoncio Quincima Meléndez, Jorge Ríos Pérez y Francisco Pinedo. Nuestra solidaridad con la comunidad  de Saweto que defendieron sus territorios, asociada en la ACOMAC (Asociación de Comunidades del Alto Tamaya), afiliada a ORAU (Organización Regional de Aidesep Ucayali), base de  AIDESEP (Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana), que forman parte de la hermandad territorial de COICA de las 5,000 comunidades, 400 federaciones y 9 confederaciones nacionales de la cuenca amazónica sudamericana. Crimen que pudiera haber sido  evitada si las autoridades del Perú hubieran escuchado el clamor constante y publico que hacián nuestros hermanos ante la amenaza de los madereros taladores ilegales.
  • Nuestra profunda indignación, dolor, cólera, que se acumula por años y hasta siglos, porque sigue corriendo la sangre indígena, violencia, racismo, olvido, indiferencia, contra nosotros por que los “indios no valemos nada”. Indignación porque  aún la colonia sigue presente, la “colonización” de la selva en donde se mata al indígena y la impunidad frente a estos hechos es constante.  La mayoría de los Pueblos Indígenas siguen  abandonados y despojados, sobre los cuales se hacen riquezas, ayer los caucheros, hoy los madereros, mineros, petroleros y mañana cualquiera con “poder”.
  • ¡ Basta Ya !. Hoy mueren Asháninkas en Perú y antes los Yukpa en Venezuela, los del TIPNIS en Bolivia, los Guaraní en Brasil y tantos otros. La Amazonía verde sigue teñida del rojo de la sangre indígena. Siempre por defender un solo principio que nos legaron nuestros ancestros: defender la amazonia y nuestros territorios, donde palpita la vida para la humanidad y  el futuro del planeta. Porque donde hay una selva con pueblos, estaremos unidos para siempre, criando y recreando la vida para todas y todos los seres humanos.
  • Nos matan, solo por defender nuestros territorios, los de los ancestros y el de los tataranietos. Los territorios indígenas, titulados, asegurados, son no solo un derecho humano esencial para la pervivencia, un derecho constitucional, internacional, sino además, la mejor “inversión” para los estados y la humanidad.  Son los territorios indígens la garantía para el enfriamiento del planeta a punto ya de explotar por el recalentamiento.
Con los 240 millones de hectáreas tituladas en manos de los pueblos indígenas amazónicos, logramos una menor deforestación que las Areas Naturales estatales. A través de nuestros bosques almacenamos más de 96,000 millones de TM de C02, todas las emisiones del mundo de los últimos 3 años. Faltan titular 100 millones de hectareas, de las cuales 20 mills están en el Perú. Por eso proponemos, demandamos, exigimos, se termine de atender esta deuda histórica de reconocimiento; titulación, ayuda para el manejo holístico de los territorios de los pueblos indígenas de la cuenca amazónica para el servicio de la humanidad.
Llamamos a que estas muertes innecesarias no queden en vano, y que la gente de buena voluntad del mundo presionen en donde estén, sea en la conferencia indígena y la Cumbre Climática en Nueva York o en la COP20-CMNUCC, en cualquier otra parte, a generar sensibilidad  para que se logren las voluntades políticas y financieras  para la seguridad territorial de los pueblos indígenas amazónicos y del mundo.
El titulo territorial para Saweto y nuestros pueblos, será el único pésame y perdón sincero que reconoceremos para las víctimas. Esperaremos y llegará ese día. Mil veces nos golpearán, pero mil veces nos levantaremos y seguiremos caminando, como desde hace milenios.
Por lo señalado, llamamos: 
  1. Al Señor Ollanta Humala,  Presidente de la República del Perú, como también a las autoridades del Poder Judicial, para que se sancione enérgicamente a los responsables de los crímenes de los hermanos Asháninkas y se protejan los derechos y seguridad de las familias de Saweto.
  2. Al Presidente y Poder judicial, a proceder a la absolución de Alberto Pizango y los 52 amazónicos, porque no pueden ni deben, ser castigados con cárcel de por vida, solo por defender las selvas para la vida de nuestros pueblos y de la humanidad.
  3. A los gobiernos regionales amazónicos del Perú, para solucionar el saneamiento físico legal de los territorios de las comunidades indígenas, otorgando los títulos de propiedad, con lo cual se contribuirá significativamente a la erradicación de la tala ilegal y la minería ilegal.
  4. A los Presidentes de Brasil, Colombia, Perú, Guyana, Guyana Francesa (Francia), Surinam, Ecuador, Venezuela y Bolivia para que adopten las medidas pertinentes para el cumplimiento del Convenio 169 de la OIT y la Declaración Universal sobre los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas, garantizando la titulación de los 100 mills. de has pendientes para nuestros pueblos

Quito, 15 de septiembre 2014


Consejo Directivo de COICA