jueves, 5 de junio de 2014

Perú/ COICA Bagua. No a la criminalización de la libredeterminación de los Pueblos Indígenas

05 de Junio:  La Amazonía Unida a la lucha indígena en Perú
No a la criminalización de libre determinación de los Pueblos Indígenas
Libertad a las 53 víctimas de Bagua y sanción a los dictadores del 2009
Hoy 5 de junio, hace 5 años, el gobierno aprista de Alan García ordenó disparar  al pueblo Awajun y Wampis, que preparaba su retirada, ya anunciada, hacia sus comunidades, luego de 56 días en la carretera de Bagua.
Murieron indígenas, ronderos y policías, sin razón ni culpa alguna, solo por la salvaje y racista decisión de un presidente y su ministra del interior, de escarmentar al humilde pueblo amazónico.  
Ellos, los totalitarios subastadores de la amazonía, fueron los derrotados. Días después se derogan 04 leyes que promovían la destrucción y parcelación de los territorios comunitarios, y la apertura de las selvas a grandes inversiones, al amparo del TLC con EEUU. El Perú y el mundo dió la razón a la lucha amazónica dirigida por AAIDESEP, organización fundadora de la COICA. Ganamos todos, ganó la humanidad, porque se frenó la invasión y destrucción de la amazonía peruana, donde los pueblos indígenas dueños de 13 mills de has, lograron conservarlas, y ahora luchan por los 20 mills has faltantes de la deuda histórica territorial del Estado. Porque donde hay pueblos con derechos y territorios, habrán siempre bosques, siempre Vida, que traerá agua a las costas desérticas peruanas y enfriamiento a un mundo que se recalienta cada minuto.

Cinco años después, las garras de la incomprensión, quieren volver, y en el juicio por esos hechos, han sentado en el banquillo, insólitamente a las víctimas; mientras los responsables, los que decidieron día, hora, lugar y forma de atacar, siguen impunes, e incluso pretenden reelegirse en el país. La fiscalía “exige” penas de 35 años de cárcel hasta cadena perpetua, para quienes solo cumplieron el mandato de sus pueblos,  obligación de todo dirigente, como es el caso del hermano Alberto Pizango, líder Kampu Piyawi, y Presidente de AIDESEP.

Por eso y mucho más, Bagua no puede ni debe olvidarse.

La COICA transmite a las hermanas y hermanos amazónicos de AIDESEP sus profundos sentimientos de hermandad y solidaridad. Llamando a los espíritus del bosque y las aguas, a que acompañen a los caídos, heridos, presos, y alivien el dolor de tantas familias golpeadas una y otra vez. Llamando a nuestros ancestros milenarios, a darnos visión y valor, para seguir resistiendo. Unirnos a los  árboles de profundas raíces, para persistir el camino de nuestra libredeterminación como Pueblos que solo quieren que nos dejen vivir en paz.

COICA llama a la opinión pública internacional a pronunciarse y vigilar activamente los dos últimos juicios por Bagua, para impedir que se cometa un acto y agresión más, de colonialidad del poder. Los 53 hermanos que defendieron y defenderán la Vida para humanidad deben ser absueltos. Los violentistas racistas del 2009 no deben seguir impunes.

Quito, 05 de junio del 2014